Posteado por: alfayate | noviembre 30, 2007

Cómo escoger una cámara digital

No tengo ni idea de fotografía, nunca he pasado más allá del “enfocar y disparo” y sólo llevo usando una cámara digital desde hace un mes. Así que esto me hace la persona ideal para compartir mi experiencia con el resto de la gente con mi mismo nivel de conocimiento (la mayoría) y que no estén dispuestas a romperse los cuernos ni el bolsillo para adentrarse en el maravilloso mundo de la fotografía, vamos, que lo único que pretendan es sacar fotos “que se vean bien”.

Si vais a comprar una cámara de fotos digital, en internete podéis encontrar abundante información sobre modelos, características técnicas, consejos, etc.. pero aquí vamos a ir al grano, para los indecisos que lo quieran sencillo.

Para empezar, hay que saber para qué vamos a usarla. A no ser que estés en una de estas categorías:

  • Profesionales y semi-profesionales.
  • Maniáticos (pero mucho) de la perfección.
  • Vas a imprimir las fotos en alta calidad a tamaño cartel o mayor.
  • Uso concreto y especializado (p.e. sacar fotos de animales en la naturaleza).

…no necesitas romperte mucho la cabeza. Vamos que la vas a usar para lo mismo que el 90% de la gente: fotos ocasionales, de familiares y amigos, de turismo…. Entonces lo único que necesitas tener en cuenta es lo sgte (a parte del precio, claro está):

  • La óptica. Esto, según los expertos, es fundamental. ¿Y cómo sabemos si la óptica es buena o mala? pues consultando en internete o simplemente fiándose de las marcas que ya tenían renombre en el campo de la fotografía años ha.
  • La resolución. Los megapíxeles esos, vaya. Para lo que la queréis con 4 os basta y sobra, y hoy en día la mayoría de las cámaras, incluso las de gama baja, dan 5 como poco, o sea…
  • El zoom óptico. Ojo, óptico, no digital. El zoom de verdad es el óptico. Cuanto más mejor, claro, pero aquí si queréis un zoom grande lo vais a tener que pagar. Por lo que he visto y mi experiencia, el mínimo y suficiente es x3. Realmente no hace falta más a no ser que querais enfocar detalles de objetivos más o menos distantes. ¿Que no sabes? Pues quédate con el x3.
  • El tamaño y peso. Parece una tontería, pero para mí poder llevar la cámara a (casi) todas partes, tranquila y cómodamente en el bolsillo es importante. Vosotros veréis, pero conque tenga el tamaño justo para que le quepa un LCD de 2 pulgadas o poco menos, vale.
  • Para linuxeros. Si como yo, vais a usar la cámara con GNU/Linux, buenas noticias: cualquier cámara que soporte el protocolo de transferencia USB/Mass storage (casi todas) os funcionará a la hora de descargar las fotos. Basta que la monteis como un dispositivo USB más (como si fuera un llavero), eso sin contar con que cualquier distro actual os la montará automáticamente. Si además queréis estar 100% seguros, o ver si la máquina puede funcionar con otros protocolos (como PTP) que además de transferir fotos, permiten cierto grado de control de la cámara desde el ordenador, ésta es la página de referencia: http://www.gphoto.org/ Además para los que usamos GNU/Linux debería ser una prioridad comprar hardware cuyo fabricante se haya molestado en hacer sus dispositivos compatibles o al menos, haya facilitado las especificaciones para que otros lo hagan.

Bueno, y eso es todo. Hay más factores, pero realmente no merece la pena tenerlos en cuenta, ya que la diferencia entre distintos modelos es muy pequeña o no les vais a sacar partido. Si os estáis iniciando en este mundo, seguid esta regla de oro: tirad a lo sencillo, que además será más barato; no os interesa pagar un pastón por una cámara que vais a infrautilizar y si resulta que os sale rana, pues peor todavía. Si lo que compráis se os queda pequeño, pues ya habrá tiempo de ampliar la inversión y con la experiencia adquirida lo haréis con mayor conocimiento de causa.

Un apunte para terminar: a la hora de calcular el precio, tened en cuenta que además tendréis que adquirir una funda, pilas recargables con su cargador (que a poco que uséis la cámara, amortizaréis) y memoria, que la que traen las cámaras por defecto no da ni pa pipas. Hoy en día, la memoria estándar es SD y con que compréis una tarjeta de 512 Megas o 1 Giga tendréis más que de sobra.

PD: Por una vez y sin que sirva de referente, creo que sería honesto decir qué modelo adquirí yo, aunque le hagamos publicidad gratuita. Ya que de momento estoy bastante satisfecho con los resultados, el precio fue bastante razonable y además de cumplir todo lo dicho anteriormente, encuentro que su manejo es fácil e intuitivo, aquí va: Una Nikon CoolPix L10.

Felices fotos.

Anuncios

Responses

  1. ta wena!!!
    Corto, preciso y conciso

    quedo super claro

    saludos desde chile

  2. Muchas gracias a todos por vuestra aportación. ;)

  3. Yo tengo una muy cutre y muy barata que me regalaron, pero si alguna vez me da por comprarme otra, seguiré tus consejos

    :)

  4. http://fotolibre.net/ <– web muy recomendada para linuxeros fotógrafos ;-)

  5. Tampoco está mal optar por la que además de todo eso tiene lo que me decidió por comprar la que tengo: compatible con pilas de las de toda la vida, tiene una batería Li-ion de esas que tiene la misma forma que un par de pilas AA. Por si las moscas… pero vamos, esto es para los trastos del todo que lo pierden todo como yo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: