Posteado por: alfayate | octubre 20, 2009

Ed. Ciudadana vs Religión vs Nada

Una de las cosas más exasperantes es esa tendencia que tenemos las personas a jugar con las palabras y los conceptos, hablar, hablar, hablar y discutir, discutir, discutir… y la casa sin barrer. Bien lo saben quienes se aprovechan de esto. Si quieres distraer a un perro, échale un hueso y si quieres distraer a un rebaño de personas échale un falso debate para que pierdan el tiempo y la energía.

Esto viene a cuento del reciente (y cíclico) debate “educación religiosa/educación para la ciudadanía” o como quieras llamarlo. Y yo pienso en esto mientras conduzco y me pregunto: Todas esas personas que adelantan como energúmenos, las que no guardan la distancia de seguridad, violan sistemáticamente el límite de velocidad, aparcan donde les da la gana, no respetan los ceda el paso ni los pasos de cebra y también los peatones que cruzan dónde y cuando quieren… todas éstas que actúan sin la menor consideración hacia los demás ¿será que todas dieron la asignatura equivocada? ¿fueron todas a centros públicos o todas a centros privados?

La reflexión primera sería que a lo mejor habría que centrar el debate en términos más precisos y concretos que los de ética, moral, etc… O sea: Poder y Dinero. Pero no es esto lo que más me interesa. La pregunta es ¿sirve de algo intentar transmitir principios morales/éticos/espirituales/religiosos (llámenlo x) en un sistema de enseñanza formal (del tipo que sea)? ¿se pueden transmitir algo más que conocimientos técnicos mediante un sistema educativo? Es más, además de para adquirir unos conocimientos y habilidades elementales ¿un sistema educativo sirve para algo?

Para responder a esto, habría no sólo que examinar el funcionamiento y resultados en la práctica de los sistemas educativos tradicionales, sino también si existen alternativas viables o si lo máximo que se puede esperar es que la educación sea el instrumento de una sociedad para reproducirse a sí misma, para lo bueno y para lo malo. ¿Hasta qué punto influyen los cambios en el sistema de educación en las personas y en la sociedad? ¿Merece la pena el esfuerzo? ¿O sólo son los cambios en la educación el reflejo retardado de los cambios que experimenta la sociedad? ¿Acaso es un sistema educativo en su mayor parte (y eso en el mejor de los casos), una gran fachada, una máquina que consume cantidades ingentes de tiempo, esfuerzos y recursos para unos resultados pírricos? ¿Cuánto de lo que de verdad somos y de lo que sabemos y usamos diariamente se lo debemos a la educación reglada y cuánto lo hemos adquirido fuera de ella?

Desde luego yo no tengo las respuestas y simplemente un comentario basado en mi experiencia personal y la de otras personas, daría para otra entrada mucho más extensa, que quedará para otra ocasión. Hoy sólo dejo esto a modo de apunte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: